situs togel resmi

bandar togel

link togel

situs togel terpercaya

toto resmi amanah

Todo lo que debes saber sobre el té verde - Te verde

Todo lo que debes saber sobre el té verde

El té verde es el tipo de té más rico en términos de beneficios para la salud. Camellia Sinensis, Historia, Origen, Plantación, Calidad.

Té verde

El té verde debe su nombre a la planta de la que proviene, que es de color verde. Los tés que provienen de la planta tienen tonos verdes que van desde el verde claro y brillante (Gyokuro) a tonos más ricos y oscuros (Sencha o Karigané). Durante casi 5000 años, ha estado ofreciendo sus virtudes medicinales y su delicado sabor a sus muchos entusiastas en todo el mundo. El té verde es una de las bebidas más bebidas del mundo.

Composición química

El té verde contiene un gran número de excelentes ingredientes saludables que se encuentran en una forma soluble y particularmente biodisponible. Los siguientes componentes químicos están presentes en el té verde: polifenoles (sustancias amargas), aminoácidos, incluidas las catequinas (especialmente EGCG), L-teanina, saponinas, aceites esenciales, cafeína (teína), un gran número de vitaminas, minerales, oligoelementos esenciales (raramente tan biodisponibles y concentrados como en esta planta), una gran cantidad de antioxidantes y un gran número de sustancias químicas secundarias todavía en gran parte inexploradas.

Beneficios del té verde

Los beneficios del té verde provienen de la combinación específica de los componentes químicos mencionados anteriormente y de los enlaces químicos que existen entre algunas de estas moléculas. Entre ellas se encuentra la cafeína, que ha sido objeto de estudios científicos durante muchos años. A diferencia del café, la cafeína del té verde se extrae en combinación con los aminoácidos (L-teanina) que la hacen mucho más saludable y más tolerable por el cuerpo. También se observa que esta planta es una de las plantas medicinales más estudiadas del mundo por su papel positivo en el tratamiento y la prevención de un gran número de enfermedades.

Articulos que te pueden interesar:

Árbol del Té – Camellia Sinensis

El té verde (y todos los demás tipos de té) proviene de la misma planta, Camellia Sinensis (arbusto del té), originaria de China, Taiwán y la India (región de Assam). La planta necesita mucho sol, pero también lluvia, pero no demasiada humedad (no hay suelo pantanoso). Camellia Sinensis tiene dos variedades. La primera, la variedad Sinensis, proviene de China y Taiwán, de ahí su nombre latino Sinensis. Tiene una estatura más pequeña (6m máx. en estado salvaje) y hojas delicadas y es extremadamente rica en nutrientes.

La segunda, la variedad Assamica, es una especie nativa de la región de Assam en la India, de ahí su nombre científico Assamica. Esta variedad es mucho más resistente y más grande (hasta 20m máximo en estado silvestre), crece bien en altitudes más bajas, y por lo tanto notablemente más rápido. Sin embargo, tiene muchos menos componentes químicos nutritivos y medicinales y tiene un sabor más amargo. Por eso se usa poco para producir té verde (sino más bien té negro). También hay muchas mezclas y cruces entre estas dos variedades de Camellia Sinensis.

Los diferentes tipos de té

Además del té verde, hay otros cinco tipos de té: té blanco, té amarillo, Oolong, Pu-erh y té negro. Cada té tiene propiedades únicas y un sabor característico. Sin embargo, el té verde es, con mucho, el té con más beneficios para ofrecer a los amantes del té. Las infusiones de plantas medicinales, hierbas, raíces, flores, frutas,… no son tés en el sentido estricto de la palabra, sino infusiones porque estas bebidas no provienen del árbol del té (Camellia Sinensis).

Fermentación del té

Los tipos de té (enumerados anteriormente) se diferencian según un criterio principal: el grado de fermentación de las hojas de té. La fermentación es el proceso químico natural de oxidación por el cual la composición de las hojas se altera debido al contacto con el oxígeno presente en el aire. Este proceso afecta y altera principalmente los componentes aromáticos, vitaminas y minerales (que se deterioran). El grado de fermentación es progresivo desde el té blanco, pasando por el té amarillo, Oolong, hasta el té negro. En el caso de Pu-Erh, la fermentación se detiene rápidamente y el té se «madura» un poco como un vino. El té negro está casi completamente fermentado. Cada té tiene una composición y propiedades según su grado de fermentación.

Desde el té verde hasta el té negro

La fermentación causa una alteración en el sabor del té. Fueron principalmente los colonos británicos los que desarrollaron este método en el siglo XIX para mejorar el sabor de la variedad Camellia Sinensis Assamica. Esta variedad del árbol del té nativo de la India ofrece un té demasiado amargo para el paladar de los occidentales. Por otro lado, Assamica es robusta y crece en abundancia. Por lo tanto, han desarrollado el proceso y la industria del té negro para aprovechar financieramente el gran rendimiento productivo que ofrece. Esta explotación galopante por parte de los ingleses ha contribuido en gran medida a la popularización del té negro en Europa en detrimento del té verde y sus beneficios para la salud.

Vaporizar vs. Asar

La fermentación del té verde se interrumpe mediante varias técnicas. En China, el método que se utiliza casi exclusivamente es el tostado en una cuba metálica (wok), una especie de tostado de las hojas a alta temperatura. Las hojas de té cosechadas se saltean a 300°C en un wok. Esto desafortunadamente daña una parte muy importante de los compuestos químicos que se buscan en el té verde.

Según nuestras pruebas kinesiológicas, el té verde chino tostado al wok pierde la mayoría de sus beneficios para la salud. En Japón, el método predominante (con la excepción de Kamairicha y Hojicha) es un delicado tostado al vapor de las hojas de té durante unos segundos. En este caso, las hojas mantienen casi intacta su composición química original y por lo tanto sus propiedades medicinales.

Té verde chino tostado al wok

Té verde japonés tostado al vapor

Tipos de té verde

Las regiones de origen del té, China y Taiwán, ofrecen con mucho el mayor número de variedades de té verde. La literatura sobre este campo ofrece información muy divergente, pero en nuestra opinión, el número de métodos de preparación supera el millar o más porque hay un número muy grande de métodos específicos para cada plantación de té (comparable a la producción de vino). Los tés verdes más extendidos son Gunpowder y Chun Mee (de diferentes calidades). Los tés verdes chinos de alta gama más conocidos son los siguientes: Lung Ching, Green Rock Snails, Pi Lo Chun y Mao Feng.

Básicamente, los Tés Verdes Japoneses se clasifican de una manera más simple y sistemática. Se dividen en 10 categorías: Sencha (alrededor del 80% de la producción), Gyokuro (el más caro), Kabusécha, Tencha, Matcha (y Micro-Cha), Shincha, Bancha, Hojicha, Genmaicha y Karigané (calidad inferior: Kukicha). En general, consideramos que los tés verdes japoneses son, con mucho, los mejores para la salud.

Historia del té verde

La Historia del Té Verde revela que esta bebida fue desde su origen usada casi exclusivamente como planta medicinal. El té verde, que dio origen a todos los demás tipos de tés, se ha utilizado en China durante casi 5000 años. En Japón, esta planta ha sido cultivada y disfrutada por la nobleza durante unos 1000 años, principalmente por sus beneficios para la salud, pero también por su delicado sabor. Posteriormente, su desarrollo se ha basado casi exclusivamente en sus incalculables beneficios para la salud. Hoy en día es ampliamente cultivado, probado y vendido en todo el mundo. Para más información, puede leer los artículos Historia del té verde en China e Historia del té verde en Japón.

Puedes leer más en:

Mercado internacional del té verde

El té verde ya se ha establecido en 50 países. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), la producción mundial de té verde en 2010 fue de unas 900.000 toneladas. En comparación, en ese año, la producción de té de todas las categorías fue de alrededor de 4,1 millones de toneladas. En 2000, la producción mundial de té verde fue de 681.000 toneladas, con una tasa media de crecimiento anual del 2,7%. Un informe de la FAO de febrero de 2012 predice que la producción de té verde, principalmente de China, se acercará a los 2,1 millones de toneladas en 2021.

Países productores

Los mayores productores de té verde son China, con 671.000 toneladas exportadas, Japón, con 91.000 toneladas, Vietnam, con 50.000 toneladas e Indonesia, con 49.000 toneladas. En lo que respecta a las exportaciones, China prácticamente monopoliza el mercado, ya que de las 254.000 toneladas exportadas en 2010, 210.000 toneladas procedían de China, 25.000 toneladas de Viet Nam y 1.000 toneladas del Japón. (N.B. Las cifras anteriores son estimaciones). Las regiones de cultivo de té japonés más conocidas se encuentran principalmente en el sur del Japón: Shizuoka, Kyūshū (en particular Kagoshima), así como Mie, Uji y Nishio (Matcha).

El cultivo de té verde

La cosecha del árbol del té depende de muchos elementos y de las sucesivas etapas: cosecha de esquejes (junio del año anterior), tala (a principios o finales del otoño), poda (cada 2 a 5 años), plantación de esquejes (marzo a abril) en algunos casos, «sombreado» de los árboles (Gyokuro, Kabusecha, Shincha y Tencha/Matcha), protección contra las heladas y las plagas, fertilización (hasta 6 veces al año), labrado de la tierra y finalmente cosecha (2 a 4 veces al año). Alrededor del 70-80% de los costos de producción del té verde provienen de la cosecha.

La cosecha de té verde

En las plantaciones de alta gama, la recolección se hace a mano. Durante este proceso, un máximo de las 3 hojas más jóvenes «dos hojas y un brote» son cosechadas. Las máquinas especializadas cosechan unas 4 o 5 hojas por rama. Por cada tres kilos de hojas cosechadas, se puede obtener alrededor de un kilo de té. En Japón normalmente hay 4 cosechas por temporada (abril/mayo, junio, julio/agosto y mediados de septiembre). En las mejores plantaciones de té es común abstenerse de la cuarta o incluso tercera cosecha. En principio, se dice que la primera cosecha ofrece los sabores más refinados y la segunda cosecha ofrece las mejores propiedades medicinales.

La producción de té verde

Las hojas de té deben ser tostadas muy rápidamente después de la cosecha para que no empiecen a fermentar. Se asan dentro de 9 a 13 horas. Normalmente, esta transformación se hace directamente en la finca. Las principales etapas de esta transformación son la henificación (de 2 a 4 horas), la torrefacción al vapor (véase más arriba), el laminado, el secado y el envasado.

Calidad del té verde

La calidad del té verde depende de la armonía del sabor y de las propiedades nutricionales y medicinales del producto final. Se deben tener en cuenta los siguientes factores: Calidad del corte, ubicación geográfica, tipo de clima, condiciones climáticas, así como la finca, los rendimientos, el proceso de procesamiento, si se utilizan o no productos químicos, el mantenimiento de la plantación, etc.

You cannot copy content of this page

Togel Online

Situs Bandar

Situs Togel Terpercaya

pedoman4d

Bandar Togel

https://www.suryagemilang.net/